Hoy en nuestro blog vamos a responder a una de las preguntas que más nos realizan nuestros clientes sobre cómo deben realizar un correcto mantenimiento de los paneles solares.

Las placas solares son instalaciones que se caracterizan por la calidad y la resistencia y por no requerir mucho mantenimiento. No obstante, si no se cuidan un poco, la producción se puede resentir.

Las placas solares están generalmente fabricadas con silicio, un material muy resistente que permite soportar condiciones climáticas adversas como el hielo, la nieve, el viento o la lluvia. Gracias al uso de este material, no es necesario un excesivo mantenimiento.

Sin embargo, en ocasiones, el polvo y la suciedad a la que están expuestos por encontrarse en el exterior pueden afectar al rendimiento de las placas solares entre un 5% y un 15%.

¿Cuándo debemos limpiar las placas solares?

Deberemos limpiar los paneles solares unas dos veces al año, dependiendo de las veces que haya llovido a lo largo del año, ya que en muchas ocasiones será la propia lluvia la que se encargue de eliminar el polvo o la suciedad de estas.

Otro indicador para echar un vistazo a nuestras placas solares puede ser una reducción en la generación de energía.

Además, también se deberá tener en cuenta la ubicación de nuestra vivienda. Es decir, si los paneles solares están instalados en zonas con una gran contaminación sería recomendable revisar la limpieza con mayor asiduidad.

¿Cómo limpio los paneles solares?

La limpieza de las placas solares es muy similar a la de cualquier cristal; por lo que la mejor manera de realizar esta limpieza sería utilizar agua para retirar la capa superficial de polvo o arena que puedan contener.

Después, se puede aplicar un poco de jabón con una esponja. Es recomendable evitar productos de limpieza fuertes o materiales de limpieza ásperos para que no se dañe la superficie.

Otros mantenimientos que debes tener en cuenta

Además de la limpieza que hemos comentado, existen otros aspectos que deberías tener en cuenta para garantizar el óptimo funcionamiento de tu instalación fotovoltaica.

En el caso de que la instalación se encuentre en un lugar donde nieva con frecuencia, se debería retirar la nieve acumulada en las placas solares.

Algo similar ocurre con la vegetación, si hubiera árboles cerca se debería revisar cada cierto tiempo que no haya hojas sobre las placas o que las ramas de los árboles tapen en exceso el Sol.

Si tienes cualquier duda sobre este aspecto o quieres informarte de cualquier otro tema relacionado con la energía solar, en Grupo Turelectric estamos a tu servicio para resolver cualquier tipo de duda.