El precio de la luz continúa marcando máximos históricos. De hecho, el precio de la luz se ha multiplicado por cuatro respecto a los precios de hace justo un año que se situaba en 55,79€. En esta situación, la energía solar es una de las mejores alternativas en el territorio nacional. Ahora incluso existen mecanismos que te permiten calcular en cuanto tiempo amortizarías una instalación de energía solar.

 

La energía solar es una de las fuentes de energía más eficientes que existen y con mayor cantidad de usos. Esta energía es una energía limpia y verde y ayuda a reducir el consumo de energía proporcionada por la red eléctrica general —y en algunos casos a sustituirla por completo—, lo que repercute en la reducción de emisiones de CO2.

 

No obstante, para reducir las facturas podemos aplicar una serie de medidas que nos ayudaran a reducir nuestro consumo de energía.

 

¿Qué es la eficiencia energética?

La eficiencia energética es aquella que protege al medio ambiente a través de la reducción de intensidad energética y de un consumo moderado.

 

De esta manera, un aparato, proceso o instalación es eficiente energéticamente cuando consume menos energía que la media para realizar la misma actividad.

 

Por otro lado, una persona, servicio o producto eficiente y comprometido con el medio ambiente, además de necesitar menos energía para realizar el mismo trabajo, también busca abastecerse con la mayor cantidad posible de energías renovables.

 

Sin embargo, no sólo consiste en usar bombillas o electrodomésticos que gasten menos, sino en que seamos nosotros quienes hagamos un consumo eficiente de energía.

 

¿Cómo hacer un consumo eficiente y responsable de la energía?

En Grupo Turelectric te explicamos algunos de los trucos que siempre ponemos en práctica y que te ayudarán a ahorrar en tus próximas facturas. Veamos cuáles son:

 

  • Comprueba puertas y ventanas

Se gasta una cantidad considerable de electricidad para calentar muchos hogares y, en ocasiones, todo en vano. Las ventanas, puertas y techos, por lo general, tienen pequeños huecos donde el aire se puede esquivar fácilmente.

 

Si no tienes un sistema de aislamiento adecuado, podrás instalar ventanas dobles/triples y puertas más consistentes para ahorrar mucha electricidad. De esta manera, también evitarás la carga innecesaria de tu sistema fotovoltaico.

 

  • Instala termostatos

Termostatos inteligentes, así como otros dispositivos de este tipo, te permitirán controlar la temperatura de la vivienda en remoto. Por ejemplo, podrás realizar un seguimiento de la cantidad de energía que utilizas para calentar y enfriar tu casa, establecer la temperatura que quieras en función de la hora del día y hacer los ajustes oportunos para ahorrar en tu factura.

 

  • Invierte en enchufes inteligentes

Mucha gente no es consciente de que los electrodomésticos y aparatos eléctricos aunque estén apagados todavía consumen electricidad. Según The New York Times, una lavadora puede utilizar hasta 4 vatios por hora cuando está apagada, un sintonizador de TV, 26 vatios por hora, y un portátil, 48 vatios por hora. En total, podemos llegar a más de 674.000 vatios por año de consumo innecesario.

 

Si no quieres preocuparte por desconectar constantemente los electrodomésticos, puedes comprar enchufes inteligentes para tomas de corriente que, a través de una aplicación, te permitirán encender y cortar la alimentación.

 

  • Utiliza luces LED

Las bombillas incandescentes más antiguas utilizan sólo una pequeña porción de la electricidad para generar luz, mientras que el resto se pierde en forma de calor. Por otro lado, las bombillas LED necesitan una décima parte de la electricidad que emplea una bombilla incandescente tradicional.

Reducir el impacto de emisiones contaminantes al medio ambiente es esencial para nuestro futuro. El modelo energético nacional tiene una serie de deficiencias y no contribuye a reducir la huella ecológico, además de la dependencia creada hacia otros países. Avanzar hacia energías sostenibles como la solar y consumir de forma eficiente supone muchas ventajas tanto para particulares como empresas y ayuda a reducir el cambio climático.