En febrero de 2016 se publicó en España el Real Decreto que transponía de forma parcial la Directiva Europea de 2012 en lo referente a la acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos, promoción de la eficiencia del suministro de energía y la auditoria de eficiencia energética.

El Real Decreto 56/2016 definía la obligatoriedad de elaborar auditorias de eficiencia energética en empresas que cumplan los siguientes requisitos: contar con más de 50 millones de euros en volumen de negocio o ser una gran compañía con más de 250 trabajadores. Un procedimiento nuevo en muchos sectores y que en este artículo explicaremos en detalle, para conocer en qué consiste y qué aspectos se evalúan en ella.

 

Qué es una auditoria de eficiencia energética

Una auditoria energética es un procedimiento por el cual se investigan los factores que afectan al consumo energético tanto de un edificio (o de varios) como de una organización, efectuando un estudio objetivo que detecte el uso que se hace en ellos de la energía y las formas en las que este uso puede ser más efectivo.

Los profesionales que realizan una auditoria energética son los integrantes del llamado equipo auditor, que permanece bajo los órdenes de un auditor jefe. Los primeros son profesionales especializados en electricidad y en mediciones de energía, así como en la obtención de datos. Aseguran la veracidad de los datos obtenidos y respaldan la labor del auditor jefe,.

Por su parte, el auditor jefe suele ser un arquitecto o un ingeniero que tiene en su haber el título de auditor energético. Para ello puede haberlo obtenido por experiencia profesional, gracias a cursos específicos de organismos oficiales o con un Ciclo Formativo Profesional. En el equipo del auditor jefe puede haber presencia de representantes de entidades externas para verificar la obtención de datos.

 

“Una auditoría energética es un procedimiento por el cual se investigan los factores que afectan al consumo energético tanto de un edificio como de una organización”

 

Qué aspectos se examinan en una auditoria energética

Aunque no existen unos criterios mínimos de obtención de datos ni una estructura fija e inamovible que, por normativa, deba presentarse a la hora de obtener una auditoria de eficiencia energética, las empresas que las llevan a cabo cuentan con margen para incidir en algunos aspectos o en otros.

Dentro de esos mínimos se encuentra el considerar todos aquellos consumos de energía que procedan de la empresa. Es imprescindible también que la medición sea, al menos, del 85% del consumo total de la empresa que se somete a la auditoria para que el documento final tenga completa validez. Junto a los datos medidos, debe aparecer el perfil del consumo de energía con su representación gráfica.

En cuanto a las medidas de eficiencia propuestas para el ahorro de energía, los auditores tiene la obligatoriedad de plantear mejoras de eficiencia energética en la auditoria, acompañadas por un análisis del coste económico que supone ponerlas en marcha. Después de su validación, la auditoria permanecerá vigente durante los siguientes 4 años, o hasta que se actualice o se efectúe una nueva.

El núcleo de la auditoria contiene la definición constructiva del edificio en función del Código Técnico de la Edificación y la auditoria sobre los elementos constructivos, así como la auditoria sobre los elementos energéticos.

Durante la auditoria de consumo energético se analizan las mediciones para conocer la distribución de consumos eléctricos en función de los diferentes periodos tarifarios. Además, se obtienen las detalladas gráficas que ofrecen información no solo sobre el consumo eléctrico del edificio, sino también del resto de servicios energéticos. De esta manera se averigua si hay equipos que, por ejemplo, se encuentran en funcionamiento cuando no deberían.

Para obtener un mayor ahorro en el gasto de energía, la auditoria investiga si la tarifa que se ha contratado es la que más se ajusta al uso que se hace de ella en el edificio por parte de la empresa y se proponen cambios en el caso de necesitarlo.

 

“Los auditores tiene la obligatoriedad de plantear mejoras de eficiencia energética en la auditoria, acompañadas por un análisis del coste económico que supone ponerlas en marcha”

 

Grupo Turelectric te ayuda a superar con éxito una auditoria de eficiencia energética

Los servicios de asesoría energética de Grupo Turelectric son la máxima garantía para superar una auditoria de eficiencia energética. Un equipo de experimentados profesionales, especializados en diagnosticar las necesidades de cada cliente, presenta un conjunto de soluciones y servicios de asesoramiento especializado. Todo ello repercute en la obtención de propuestas integrales e innovadoras que permiten conseguir la eficiencia energética y el ahorro que se buscan en distintos tipos de instalaciones.

Grupo Turelectric brinda el mejor asesoramiento para someterse a una auditoria energética, contribuyendo a una mejora de las instalaciones y de los servicios energéticos, como el uso más eficiente de las tarifas disponibles en el mercado.