La energía solar cuenta tanto con partidarios como con detractores, pero lo cierto es que en los últimos años se está volviendo cada vez más común recurrir a ella, tanto en los hogares como en las empresas. Se trata de una de las principales fuentes de energía de nuestro planeta, gracias a la cual no se podrían entender otras fuentes de energía como, por ejemplo, los combustibles fósiles.

Ya se trate de energía solar térmica, que aprovecha la radiación solar para obtener calor, o de energía solar fotovoltaica, que convierte la radiación solar en electricidad gracias a un proceso químico, hablamos de una energía limpia, económica y fácil de conseguir. A continuación vamos a analizar las principales ventajas y desventajas que conlleva su uso.

 

Energía solar: ventajas y desventajas

La energía solar tiene sus ventajas y sus desventajas. En primer lugar, es interesante distinguir la energía solar térmica de la energía solar fotovoltaica. La primera es mucho más versátil que la segunda, ya que no se limita a generar energía eléctrica, sino que, además de esa aplicación, permite el funcionamiento de aparatos de refrigeración, la utilización de hornos solares, el calentamiento de aguas para usos industriales o el secado de productos de orígen agrícola o la desalinización. Por el contrario, el rendimiento y la eficiencia de la energía solar térmica es inferior al de la energía fotovoltaica.

Para calentar grandes volúmenes de agua, las diferencias son claras: mientras que la energía solar térmica traslada la energía calorífica directamente al agua, la energía fotovoltaica debe generar electricidad previamente y después, por medio de un calentador eléctrico, puede llevar el agua a una temperatura más elevada.

 

Ventajas de la energía solar

  • Bajo coste de producción: la energía solar es considerablemente más económica que otros tipos de energías, lo que repercute mensualmente en la factura de la luz y la convierte en una opción muy atractiva.
  • Es respetuosa con el medio ambiente: a diferencia de otros tipos de energía, como el gas natural o la energía nuclear, la energía solar respeta por completo el medio ambiente, no emite emisiones de efecto invernadero y se considera de baja contaminación por todo ello.
  • Es renovable y tiene alta disponibilidad: el sol es una fuente inagotable de calor, lo que significa que la energía solar no es finita, como sí ocurre con otras energías, como por ejemplo las que dependen de los recursos naturales. Por otra parte, su disponibilidad es total en casi todo el planeta y puede generar electricidad en sitios remotos.
  • Bajo coste de instalación: las instalaciones dedicadas a la energía solar, como los paneles solares, tienen un coste de transporte y puesta en marcha bajo, que además se amortiza de forma rápida en el tiempo.
  • Bajo coste de mantenimiento: la conservación de los paneles solares no implica costes más allá de limpiezas periódicas y supervisión de mantenimiento mínimo. Por otra parte, los paneles solares ofrecen garantías de alrededor de 25 años, lo que da buena idea de su prolongada vida útil.

A estas ventajas de la energía solar hay que sumar que en muchos países, al tratarse de una fuente limpia y renovable de energía, se ayuda a su implantación con subvenciones, lo que hace su acceso mucho más sencillo. Su sostenibilidad y respeto por el medio ambiente la convierten en una alternativa atractiva dentro de la política de responsabilidad social de un gran número de empresas. Por otra parte, en el caso de obtener más energía solar de la que se necesita, es posible recuperar su valor, siempre teniendo en cuenta la normativa vigente.

 

“La energía solar es considerablemente más económica que otros tipos de energías, lo que repercute mensualmente en la factura de la luz”

 

Desventajas de la energía solar

Una de las principales desventajas de la energía solar es que su rendimiento está supeditado a la climatología. Esta dependencia limita la producción que se puede obtener en algunos puntos geográficos, como en los países situados en altas latitudes, con pocos días de luz al año o con cielos permanentemente nublados. En este sentido también influye el horario, pues en las épocas en las que el horario solar es más corto la producción de energía se verá disminuida.

Por otra parte, existen ciertas limitaciones para el almacenaje de la energía solar que se deben solventar. A pesar de que se emplean para ello depósitos de agua caliente y baterías solares, no se ha conseguido con ellos la eficiencia requerida.

 

energia solar ventajas y desventajas

 

Por qué las empresas deberían apostar por la energía solar en sus instalaciones

Las empresas tienen en el gasto de energía uno de sus principales desembolsos económicos. El uso de la red eléctrica genera una dependencia directa de los precios establecidos y de las fluctuaciones de las tarifas eléctricas que se podría reducir con la instalación de paneles solares y apostando por la energía solar como recurso. La instalación de paneles está convirtiendo cada día a más grandes empresas en usuarias de esta tecnología, aunque la progresiva reducción de sus costes los convierte también en una opción asequible para empresas de menor tamaño.

Que las empresas apuesten por la energía solar supone una ventaja competitiva que no solo ofrece un excelente retorno financiero de la inversión en un periodo de tiempo relativamente corto, sino que además pueden beneficiarse, en las primeras fases del proyecto, de excelentes beneficios fiscales. Es idónea para rebajar los gastos generales de la empresa o negocio, genera independencia económica y brinda una larga vida útil, además de alinearse con una política de respeto por el medio ambiente y de compromiso con la sostenibilidad.

Si está valorando efectuar una inversión en energía solar para su negocio o empresa mediante la instalación de paneles solares, confíe siempre en profesionales acreditados y con demostrada experiencia como Grupo Turelectric. Contacte con nosotros y le informaremos al respecto.